TODAS LAS ENTRADAS DEL BLOG DE CERDEÑA +

lunes, 22 de agosto de 2016

Lo que Grimaldi no dice

Desde que Grimaldi ofrece el trayecto en barco desde Barcelona a Porto Torres ha sido una verdadera revolución porque te puedes llevar tu propio coche hasta Cerdeña. Mucha gente ha optado por esta solución que la verdad resulta muy cómoda porque cargas tu coche con las maletas en tu casa y 12h (o más) después te despiertas en la isla descargando maletas en frente de tu habitación. Estupendo. Lo que pasa es que a veces se registran retrasos, y cuando los hay, son de muchas horas. Algunos de nuestros viajeros nos han contado de horas y horas de retraso, que añadidas a las ya 12h del trayecto, han hecho que el tiempo no pasara nunca. Aquí reportamos las palabras de uno de nuestros clientes (Armando L.C.) que explica bien la situación: "En la ida con Grimaldi hubo un retraso de 8 h, durmiendo todos en los coches en el parking hasta las 5 de la madrugada. Deficiencias en la limpieza del camarote, caos organizativo para asignar camarotes con múltiples reclamaciones y tensión (a la vuelta, en nuestro camarote asignado había una persona durmiendo) y un hacinamiento bochornoso en el barco (mucha gente durmiendo en colchones en los sillones de los bares y pasillos del barco, mal olor...). Baños comunes inutilizables por vómitos y orines. En fin, lamentable".
Con esto no queremos decir de dejar de reservar el viaje con Grimaldi sino de plantearse bien a la hora de organizar el viaje de todas las posibilidades además porque a veces cuesta igual ir en avión y reservar coche que ir en barco, pero con la gran ventaja de llegar a la isla en 1h y media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada